Materiales de prensa > Comunicados de prensa

[Video] Dándole una nueva vida a los productos antiguos

on 25-09-2019
COMPARTIR

 

 

La falta de una forma eficiente para reciclar residuos plásticos a gran escala es preocupante ya que está produciendo grandes consecuencias al medio ambiente. Sin embargo, Samsung ha demostrado su liderazgo en el reciclaje para ayudar al planeta.

 

Según un informe de 2016 del Foro Económico Mundial (WEF), para el año 2050 existe la probabilidad que haya más plástico (en peso) en el océano que pescados. El uso de plástico “ha aumentado veinte veces en la última mitad de siglo, y se espera se esta cifra se duplique en los próximos 20 años. 

 

Hace poco, el Newsroom de Samsung destacó las iniciativas ecológicas que se han emprendido como parte de su compromiso de décadas en innovación sostenible. Estos son los esfuerzos que realiza la compañía para combatir los desechos electrónicos y promover una economía circular reciclando recursos de manera segura y eficiente.

 

Una solución simple

 

El reciclaje de desechos electrónicos es un proceso complicado que consiste en desmontar o triturar dispositivos antiguos para recuperar recursos que sean útiles. Para ayudar a simplificar el primer paso del proceso de la recolección de desechos electrónicos, Samsung comenzó su programa Re +. Desde el año pasado, este servicio gratuito, que ofrece un medio simple para que los usuarios desechen sus Smartphones y electrodomésticos viejos al dejarlos en las tiendas y servicio de Samsung se encuentra en funcionamiento en un total de 54 países.

 

 

Una vez que llega un Smartphone, su batería se retira y se procesa por separado. En lugar de quemarla, como es común cuando se descartan los dispositivos electrónicos, Samsung desecha la batería de manera segura y ecológica.

 

 Las baterías de los teléfonos inteligentes pasan por cuatro fases de procesamiento en total, que incluyen etapas de salado, perforación, secado y fragmentación. Cualquier cobalto, níquel u otros metales raros que se extraen durante el procesamiento se reservan para su uso en nuevos productos.

 

 

Una vez que un viejo electrodoméstico ha sido recogido y transferido a una instalación de reciclaje, pasa por una fase de preacondicionamiento que ayuda a garantizar que se procese de manera eficiente. Aquí, cualquier dispositivo que disminuya su valor si se somete a la primera etapa del proceso de reciclaje, que implica aplastar los dispositivos para extraer recursos como acero, cobre, aluminio y plástico, se separan del resto.

 

Una vez que los dispositivos han sido pulverizados, un procedimiento automatizado clasifica los recursos extraídos por tipo. El procesamiento posterior requerido para transformar estos recursos en materias primas no se completa en las instalaciones de reciclaje en sí, sino en las empresas de fundición externas.

 

Hacer una diferencia

 

Utilizando este proceso, Samsung ha recolectado y reciclado más de 369,000 productos solo en el último año. De estos dispositivos y electrodomésticos desechados, la compañía ha extraído aproximadamente 14,000 toneladas de acero, 1,800 toneladas de cobre, 1,000 toneladas de aluminio y 7,500 toneladas de plástico. Estos recursos reciclados han producido aproximadamente 2.700 toneladas de plástico de alta calidad, que se han utilizado para producir dispositivos completamente nuevos en las líneas de producción de Samsung. El tamaño de esa última cifra es especialmente notable dado el hecho de que el plástico reciclado no solo es difícil de recolectar y costoso de procesar, sino que también se sabe que es difícil de usar porque la calidad del producto final varía más que con los metales.

 

 

Youngjin Seo, director del equipo de entorno de productos de Samsung Electronics, arrojó algo de luz sobre la importancia de estos esfuerzos de reciclaje desde el punto de vista comercial. “Reciclar plástico de los dispositivos no solo ayuda a reducir los desechos electrónicos, sino que también disminuye la cantidad de productos petroquímicos necesarios para producir nuevos productos”, explicó Seo. “Es por eso que la circulación de recursos es especialmente importante para las empresas”.

 

Como parte de su compromiso de crear una economía circular, Samsung Electronics ha establecido un mayor uso del plástico reciclado como uno de sus objetivos a mediano y largo plazo. La esperanza es utilizar lo que equivale a 500,000 toneladas de plástico reciclado para 2030. Desde 2009, se han utilizado aproximadamente 220,000 toneladas de plástico reciclado para crear nuevos productos.

 

Puedes ver el proceso de reciclaje en acción en el siguiente video. Mira cómo se recoge y descompone un dispositivo, en este caso, un refrigerador, en una instalación de reciclaje, y cómo se extrae y reprocesa el plástico para usarlo en nuevos dispositivos.

 

Para temas relacionados a servicio de atención al cliente, por favor ingrese a samsung.com/cl/support para recibir asistencia.
Para consultas sobre medios y prensa, favor de contactar a sechpr@samsung.com.

Mapa del sitio

Inicio