Materiales de prensa > Columnas de Opinión

Corporativo

Corporativo > Tecnología e Innovación

[Opinión] Ministerio de Ciencia y Tecnología: ¿Más recursos e innovación?

on 04-07-2018
COMPARTIR

Por Luis Garcés, Vicepresidente de Samsung Electronics Chile.

La aprobación del proyecto de ley que crea el nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación ha sido recibida como una excelente noticia para nuestro país, y en especial para empresas como Samsung que tienen la innovación como principal activo. Es quizás el avance más relevante que propicia el Estado en este ámbito, desde que se creó el Conicyt, hace 50 años.

 

Este hito busca saldar una deuda histórica en esta materia. Hoy, Chile destina a la investigación y desarrollo (I+D) solo un 0,38% del PIB, una cifra insuficiente frente a los desafíos que el desarrollo del país nos plantea e inferior al promedio global, que según cifras del Banco Mundial alcanzó el 2,2% en 2015.
 

Por ello, la gran tarea de la nueva institucionalidad debiera estar enfocada en su rol de articulador; promoviendo vínculos entre mundo público, privado y académico. De esta manera, existirá un trabajo mancomunado donde se podrá generar una sinergia de capital humano, inversión e innovación; todo con el objetivo de impulsar el crecimiento de Chile.
 

En este sentido, las empresas pueden y deben tener un rol primordial. Si bien celebramos las cifras entregadas por la División de Innovación del Ministerio de Economía, que reflejan un incremento anual de 8,6% en la inversión de I+D, esos números también grafican la brecha entre Chile y otros países OCDE. Efectivamente, los datos muestran que las empresas en Chile representan tan solo el 40% de la inversión en I+D, cifra muy por debajo de países como Israel, Corea y Japón, donde las empresas representan el 80% del total invertido.
 

En este sentido, el futuro Ministerio debiera incentivar la I+D de las empresas locales, a la vez que atraer a empresas globales a nuestro país. A nivel global existen compañías que comprenden la necesidad de invertir en temas de futuro. Es el caso de la matriz de Google, Alphabet, que desarrolla productos y servicios que van desde la elaboración de softwares hasta herramientas en materia de salud y biotecnología. Tampoco podemos olvidar casos como el de Tesla, que inyecta recursos para crear autos eléctricos que protegen el medio ambiente. En una línea similar, Samsung Electronics cada año invierte a nivel global más de US$15.000 millones para crear nuevas tecnologías que permitan mejorar la calidad de vida, en 35 centros de I+D repartidos alrededor del mundo.
 

A nivel local, tal vez aun tímidamente, las empresas están comenzando a articular sus redes para generar instancias de colaboración y apoyo a los emprendimientos tecnológicos. Sin ir más lejos, hace algunas semanas Masisa, Movistar, BancoEstado, Engie y Samsung se unieron en una iniciativa llamada “La Casa del Futuro”, que buscaba darle tribuna a emprendedores o startups de Chile y otros países, para presentar productos y soluciones pensados en un hogar inclusivo, conectado, sustentable, asequible y respetuoso de la privacidad. 150 proyectos se recibieron y nueve fueron preseleccionados para hacer un “pitch” ante un panel de gerentes de estas grandes empresas, buscando financiamiento o apoyo.
 

Está claro que el desafío de quién lidere esta nueva cartera estará, entre otras cosas, en poder articular un bloque sólido de colaboración. Deberá establecer una hoja de ruta clara, que consolide y articule el aporte conjunto del sector privado y del público. Si como país no avanzamos en esa dirección caeremos en la tentación de descansar en un crecimiento económico pujante y volveremos a un aletargamiento que agigantará las brechas. Estamos a tiempo aún para hacer esta reflexión.

Para temas relacionados a servicio de atención al cliente, por favor ingrese a samsung.com/cl/support para recibir asistencia.
Para consultas sobre medios y prensa, favor de contactar a sechpr@samsung.com.

Mapa del sitio

Inicio